logos-juntos2

El valor de la vida en el ámbito laboral

Esta semana, dos desgraciados accidentes sorprendían a la sociedad. Esta semana, dos desgraciados accidentes sorprendían a la sociedad. El derrumbe de una estructura en el paseo marítimo de Vigo que provocaba la caida al agua de varios centenares de personas que asistían a un concierto y el colapso de una parte del puente Morandi en Génova, que ha causado decenas de víctimas mortales.

En la madrugada del lunes se producía el derrumbe de parte de la estructura del paseo marítimo de Vigo (Pontevedra), durante la celebración de uno de los conciertos del festival O Marisquiño, que estaba programado estos días. A pesar de lo aparatoso del accidente, afortunadamente no hubo que lamentar víctimas mortales, aunque se contabilizaron más de 300 heridos, 5 de los cuales fueron calificados como heridos graves.

Como ocurre habitualmente en este tipo de sucesos, tras la temprana atención de los afectados viene el cruce de acusaciones entre, en este caso concreto, la Autoridad Portuaria, el Ayuntamiento y los organizadores del Festival. Nadie quiere cargar con la responsabilidad y las más que posibles consecuencias (legales y económicas) de una tragedia de estas características.

Parece ser que el suelo de madera sobre pilotes de hormigón de As Avenidas colapsó sobre el agua del puerto. La plataforma, de unos 40 metros de largo y 10 de ancho, se convirtió en una especie de tobogán por el que se deslizaron unos sobre otros, cientos de espectadores, la mayoría jóvenes y muchos menores de edad. Las víctimas, atrapadas en el agua, no podían nadar porque otras seguían cayéndoles encima.

Todas las partes implicadas, como decíamos, Autoridad Portuaria, Ayuntamiento y organizadores del Festival, sostienen que cumplían con los requisitos de seguridad. Esto NO puede ser cierto. Parece más una excusa “socialmente” aceptable y, sobre todo, un resguardo de la responsabilidad civil que derivará sin duda a corto plazo.
Casi sin habernos recuperado de esta catástrofe, desde la ciudad italiana de Génova, nos golpeaba de nuevo, esta vez con peores consecuencias, la noticia del derrumbe del puente Morandi. Un tramo de 100 metros se vino abajo desde una altura superior a los 50 metros. Ahora sí hay que lamentar un elevado número de víctimas mortales, heridos y desaparecidos bajo inmensos bloques de hormigón.

Las autoridades se echan las manos a la cabeza y salen a la palestra lanzando balones fuera y comprometiéndose a revisar todas las estructuras del país (¡unas 45.000!). La pregunta que cabe hacerse es: ¿no podrían haberse revisado antes?

En ambos casos, se habla de que llevaban años avisando de que una cosa así podría ocurrir. ¿Quiere decir que se podrían haber evitado estas catástrofes? ¿Por qué no se ha hecho?
La manida “crisis económica” supone un argumento a esgrimir, alegando la necesidad de recortes que tuvieron que llevarse a cabo cuando no había presupuestos. Pero que no nos engañen: subyace, como siempre, un cierto desinterés en cuidar lo público, en gestionar y destinar recursos a su mantenimiento: ¿a quién pertenece? ¿a todos? ¿quién es el responsable de su correcto mantenimiento? ¿las instituciones locales, autonómicas, estatales?

Lo que se pone de manifiesto, una vez más, es que es imprescindible, por no decir vital, que toda la sociedad se preocupe y cuestione la idoneidad de los espacios que visita, habita, disfruta, etc. Los usuarios deben exigir y poseer unas garantías óptimas sobre seguridad y salud de los espacios públicos y privados, de que los riesgos y contingencias han sido evaluados y atenuados, o en su defecto, minimizados con las debidas protecciones a tener en cuenta para su uso.

Los responsables de estos edificios, cualquiera que sea su naturaleza, deben asegurar de manera fehaciente, responsable y demostrable públicamente en cada momento, que efectivamente cumplen con esa idoneidad.

Desde SMDos, consultoría líder en Prevención de Riesgos Laborales desde 2001, ha desarrollado las certificaciones “SPATIUM: Espacios Seguros y Saludables”, capaces de garantizar que las condiciones de edificios, estructuras y espacios en general cumplen las condiciones óptimas en materia de seguridad y salud hacia las personas, es decir, a todos nosotros como USUARIOS.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

SMDos / eGesdoc

SMDos / eGesdoc goza de gran prestigio por su especialización (Coordinación de Seguridad y Salud, Safety Management, Control de Accesos, etc.) y por sus servicios de gestión documental a través de eGesdoc.

 certificados nuevos

Descarge nuestra app:

Disponible en Google Play 

Datos de Contacto

C/ San Vicente 3
28220 Majadahonda (Madrid)

eGesdoc

Tlf:   +34 902 907 236
        +34 91 290 16 67

Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

SMDos

Tlf. +34 902 102 495
      +34 916 391 503

Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

@2018 SMDos. SMDos es una marca registrada de Studios Medos Dos, S.L. Protección de Datos. Aviso Legal. Todos los derechos reservados